29 junio 2016

Ande o no ande caballo grande, y éste anda mucho.

Leo con asiduidad en varios foros, por estar un poco al día, y en ocasiones ocurre que hay noticias que te alegran el despertar, seguramente influido por mi ateísmo. Entre perplejo y estupefacto desparramo el café de la mañana al leer en el foro de ETC América.....

¿Hay una manera de desactivar la tecla de blackout?
Estoy a cargo de la iluminación en mi iglesia, y la semana pasada tuvimos un incidente cuando uno de nuestros voluntarios accidentalmente pulsó por error el botón de blackout de nuestra Ion. Toda la iglesia oscureció en pleno sermón. Nadie en nuestro equipo utiliza nunca el botón de blackout o el atenuador de gran master, por lo que creemos que el botón de blackout es un riesgo. ¿Hay alguna forma de desactivar por completo el botón de modo que no tengamos que sudar y pasar un mal rato?

Si es que en EE.UU piensan a lo grande....una ETC ION controlando las luces para pergeñar una adecuada puesta en escena que dé visos de veracidad a las historietas en las que necesitan creer los feligreses. El monaguillo toca el botón equivocado y oscuridad total en el púlpito, invocación satánica o eregia del dmx.
Speech demagógico:
Acompleja conocer que las iglesias de EE.UU disponen de sistemas de control de luces espectaculares, mientras en nuestros vanagloriados teatros profesionales las inversiones en dotación de equipos van dando tumbos sin un acertado rumbo establecido. ¿Mejorarian los equipamientos de los teatros si su gestión recayera en diáconos, párrocos y predicadores?
¿Hasta donde llega la influencia de los técnicos beatos por determinadas marcas?
¿Se ha convertido la actual crisis en complice reincidente para amparar la escusa de erráticas cuando no erradas inversiones? ¿No se piden explicaciones cuando se convierte en inequívoca la inversión fallida?
¿Hay algún responsable de teatro tan lelo en cuestiones de técnica escénica, que deje que sus decisiones se vean afectadas por una única opinión dictaminada por las circunstancias del cargo? ¿Prevalece la arrogancia? ¿Medran los engreídos?
Los encargados de apoquinar los dineros públicos, de decidir en qué se gastan, no ocultan su arraigada fé e invocan extasiados el predicamento de gurús, chamanes, eruditos de la escenotecnia, venerados o los de plantilla paridos con forceps, y lo hacen para apaciguar conciencias y acorazar a modo de salvoconducto su exasperante ignorancia.

Lo se... menudo guirigay de ideas , prometo cambiar el café del desayuno por la hogaza de pan y aceite del trujal de Tafalla.

Algunas iglesias americanas tienen confesionarios y la Ion de ETC

Element de ETC manejando las luces en otra iglesia estadounidense

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes dejar un comentario, no te mates insistiendo. ¡Es que BLOGGER se ha escacharrao! Disculpa, IMPOSIBLE QUITAR EL CAPTCHA. Es un problema de blogger.