14 abril 2016

Los apaños del pobre


Dos contrapesos emparejados unidos por cordón de soldadura y atravesados por un bulón. Hipótesis:

Tratan de crear una bandeja con superficie mayor de depósito para la carga de contrapesos, aumentando al mismo tiempo la capacidad de elevación del sistema. El resultado parece claro, los contrapesos que se sitúen en ambos lados irán sueltos y conforme aumenten en altura se multiplicará su inestabilidad. En el caso de desprendimiento de parte de esa carga (desbalance) se traducirá en un desequilibrio del sistema y en riesgo de que ocurra un runaway incontrolable. Por otro lado, los carros guiados mediante cables, tienden a moverse de manera pendular (bandazos) así que no resulta improbable el choque entre ancoras. En el carro de la izquierda se han quedado los collarines de apriete en el medio de seis contrapesos. Los maromillos de cáñamo destensados (flojos) pueden indicar un excesivo peso en el carro. Resumiendo, terrorífica apuesta por el fiasco. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes dejar un comentario, no te mates insistiendo. ¡Es que BLOGGER se ha escacharrao! Disculpa, IMPOSIBLE QUITAR EL CAPTCHA. Es un problema de blogger.