24 febrero 2016

Antiguas tramoyas


Que no nos engañe su aspecto, mejor no prejuzgar, aunque parezca obsoleto, máquinas “rudimentarias” en manos de profesionales con mucho oficio, contribuyen a lograr puestas en escena alucinantes. Pericia, habilidad, experiencia, conocimiento... es todo cuanto se necesita. Te lo digo porque lo he vivido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes dejar un comentario, no te mates insistiendo. ¡Es que BLOGGER se ha escacharrao! Disculpa, IMPOSIBLE QUITAR EL CAPTCHA. Es un problema de blogger.