26 enero 2016

El puente de la discordia



Nuestros políticos salvo honrosas excepciones no están en disposición de impartir cátedra acerca de la diversidad, la paz, la tolerancia en cuestiones cotidianas, la necesidad con ritmos forzados de estrechar lazos de convivencia no sólo en el ámbito de lo social. La madurez de los ciudadanos en ocasiones silenciados con su connivencia precisamente por la divergencia que ahora dicen defender, no alberga desesperanzas, aunque si asombro por el resurgir divino de procelosos tutores para encauzar al parecer nuestra descarrilada aridez sentimental. Y ahora es el turno de las salvas de fogueo efímero que nos cuestan un dineral, cuando tenemos “templos” culturales con sus infraestructuras y equipamientos como poco, en precario. Una mirada pormenorizada al teatro viejo de la ciudad haría enrojecer a más de un@ si la vergüenza formara parte de su acerbo emocional.


ETB retransmitió en directo el acto inaugural de Donostia 2016 y dio señal internacional...quiero pensar que sucedieron acontecimientos imprevisibles que abocaron a una realización errática, confusa, deslavazada, de ritmo extraviado cercano al tedio, tomas carentes de atractivo estético. El lenguaje de la televisión es el de la imagen, si para alcanzar la comprensión de lo que sucede se recurre al relato mediante el empleo rimbombante de palabras, para eso ya existe la radio, y además es más barata.

Planos cortos de cámara donde podían verse las cintas policiales aún por quitar, los flycases al descubierto como mortajas y peanas de los Robe, los brazos telescópicos de las grúas desde donde colgaban las line array al descubierto, entrando en plano... al menos podrían haberlas camuflado y de paso aprovechas para darles color con unos simples par RGB, lo mismo para las tijeras articuladas de las plataformas elevadas donde se ubicaba la txalaparta, un poco de color y textura con gobos para camuflar la mecánica de las Gennies. 
Excesivo descontrol y mediocridad en una puesta en escena desarrapada y poco cuidadosa en los detalles. Aizkolaris deambulando en un entorno de caricatura. Sokatira metafórica con etxekoandre y bolso en bandolera. Signos de desvirtualización poética. 

Espectáculo de luz, así es como fue anunciado hasta el hartazgo, pero donde lo único no iluminado era los personajes que intervenían en el evento, entre sombras y luces duras mal situadas. Y no me refiero a los efectos exprofeso.
Se talaron ramas para dar paso a los haces de luz pero al paisanaje (voluntarios) se le mantenía casi agazapado, en penumbras, incluso cuando adquiría protagonismo. El decapitamiento pareció resultar insuficiente o innecesario.
Se obvió el potencial que nos regalaba el Urumea.....merma de ideas.

Los responsables del fiasco en un alegato impune buscan el refugio de la excusa en los errores ajenos o en la minusvalía de un público provinciano que idolatra las boinas Elósegui y por tanto les incapacita para apreciar las sugerencias implícitas de lo abstracto, el arte contemporáneo, los conceptos en los que se sustenta la innovación, la expresividad, el alcance subliminal de lo subyacente en la obra engendrada por su autor. Hay quien sostiene que el error de la organización ha sido mantener las heladerías cerradas y no recurrir al pin pan pum de la pólvora chamuscada, en una ciudad donde sus habitantes son yonkis de los fuegos artificiales.

Desde el paritorio de ideas se sugiere que el acto esté diseñado para la narrativa televisiva, pero llaman a arrebato y convocan la presencia de multitudes sobre los meandros hormigonados y las riberas asfaltadas del río Urumea. Sus consecuencias eran previsibles, la gente que acudió al lugar se sintió ninguneada. 

El autor concibe la gala respetando unas premisas, puede que desacertadas, supervisadas y aceptadas previamente por la organización de la capitalidad. El resultado no podía haber sido más desastroso, y lo digo apesadumbrado, porque el espectáculo a pesar de venir precedido por tanta farfolla, se gesta desde la pretensión de conmover conciencias y no el de concitar cabreos.

Se generaron excesivas expectativas, los implicados exacerbaron una idea que no supieron convertirla en belleza tangible, para cautivar el corazón de los que se apelotonaban en los aledaños del río ansiando emocionarse.

El acto se mantuvo difuso, monótono, entro en bucle repetitivo, excepto para las autoridades políticas y culturales que durante unos instantes transgrediendo ideologías se convirtieron en okupas y tomaron al "asalto" Tabakalera (Centro Internacional de Cultura Audiovisual), hicieron gala de sus privilegios y volvieron a sucumbir al afán de gorronear engullendo viandas y licores sufragados con nuestros impuestos...ponzoñosa gula subvencionada en el uso anacrónico del poder concedido. Está claro que por estos andurriales no ha llegado aún la regeneración democrática. Prevalece la política viejuna. El gesto heroico de la dimisión no se prodiga porque ese antecedente constituye un demérito curricular.

Mirando hacia adelante y en positivo, nos hemos evitado las innumerables ruedas de prensa de autoadulamiento con cariz orgásmico y el pavoneo hasta la náusea. 


Acabada la ceremonia entre los concurrentes pululaba el rumor, tal vez cierto, de que pasará a los anales de la historia el puente donde se perpetro el timo del tocomocho por un valor de 600.000 euros, auspiciado por gente dedocrática, bajo la mirada atónita de 80.000 gipuzkoanos. 

DSS2016 ha dado la oportunidad a nuestros políticos más cercanos para que se involucren en la pantomima de una descomunal campaña de hipocresía. Sin duda, superarán con nota el baremo. 


La visión bondadosa de un show que la retransmisión oficial nos hurto




¿Es este el comienzo de un futuro esperanzador? ...Uhmm! Los grupos más quejosos han medrado al amparo de la financiación pública y la cooperación institucional, y ahora aprovechando la actual contingencia disgregan sus propuestas por los diferentes faros, bajo la premisa preponderante a la que aspiran todos, satisfacer las tarifas-cache de sus honorarios insoslayables.

Entre algunos aciertos en enclaves magníficos, surgirán también propuestas estrafalarias pero esa es la virtud de los embaucadores de jerga profusa y artimaña dialéctica, vender vaho exhalado en envoltorio moñoño con precinto que de el pego, y etiqueta dotore similar a "objetivo solidaridad", "tender puentes de dialogo" - (acéptenme la ironía) - , "camino a la confluencia"...
¿valores? ¿slogan?... ¿Y qué más da?  ¿Para qué auditorias externas contrastables? 
¡Que rulen los dineros públicos!

3 comentarios:

  1. y la ciudad sitiada para no poder ver lo que se convirtió en una payasada de paya.

    ResponderEliminar
  2. Es injusto que el aluvión de criticas recaigan sobre Hansel, dentro de la organización de la capitalizad había gente que supervisaba su trabajo y le daba la conformidad.No dan la cara, la cobardía parece que va asociada al cargo.

    ResponderEliminar
  3. Por suerte ya se está acabando. Ahora a conocer las cuentas. Con la de cosas que se podían haber hecho con ese dinero. Una lástima. Tenemos los políticos que nos merecemos.

    ResponderEliminar

Si no puedes dejar un comentario, no te mates insistiendo. ¡Es que BLOGGER se ha escacharrao! Disculpa, IMPOSIBLE QUITAR EL CAPTCHA. Es un problema de blogger.