11 noviembre 2015

El gobierno de tramoyas




En los teatros modernos el control de motores para mover varas se ubica en el telar, sobre todo atendiendo a requerimientos de seguridad. Normalmente esta tarea la ejercen tramoyistas expertos con bagaje acreditado en maquinaria escénica y formación intensa en manejo de cargas suspendidas vinculadas en materia de PRL. Los controles de movimientos aéreos manuales o automatizados, se concentran en el telar y son manejados por un reducido grupo de tramoyistas con intensa cualificación técnica y con un perfil psicotécnico determinado. El acceso al accionamiento de motores requiere autorización, password intransferible y registro histórico de eventos con tiempos asociados. En los teatros donde la plantilla de personal se emplea lo mismo para un roto que para un descosido el reparto de dicha tarea se convierte en una cuestión de fe. Y ahí perdemos siempre los ateos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes dejar un comentario, no te mates insistiendo. ¡Es que BLOGGER se ha escacharrao! Disculpa, IMPOSIBLE QUITAR EL CAPTCHA. Es un problema de blogger.