26 febrero 2014

Llega Zactrack, siempre bajo la luz

Me preguntaba lo difícil que debería ser cuadrar las escenas de los focos robotizados en aquellos espectáculos en los que te encuentras inadvertidamente con movimientos imprevisibles (danza, patinaje hielo, actores anárquicos...). Menudo chasco, resulta que detrás de todo ello no hay una excelente programación de mesa, sino un chisme conocido como Zactrack. Básicamente un emisor-transponder (radio-frecuencia), un server-procesador, el protocolo arnet-dmx...y se hizo la perfección. Se acabó pasarte malos tragos porque un actor indisciplinado no entra en la luz.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes dejar un comentario, no te mates insistiendo. ¡Es que BLOGGER se ha escacharrao! Disculpa, IMPOSIBLE QUITAR EL CAPTCHA. Es un problema de blogger.