02 noviembre 2012

Melodia desatinada


Llevar 'El hijo del acordeonista' al teatro era una de las aspiraciones que siempre había tenido el director de Tanttaka Fernando Bernués «porque intento reescribir las historias que me conmueven». La obra fue estrenada en el teatro Arriaga de Bilbao y ahora se pondrá en escena en el Victoria Eugenia de Donostia. Bernués, también considera esta obra como «una producción que tiene mucha vocación de declaración de intenciones porque debemos ser el epicentro de nuestra creación y procurar no comprar fuera. De hecho el equipo íntegro vive aquí». “El hijo del acordeonista” del escritor Bernardo Atxaga girará por Pamplona, Santurtzi, y concluiría su periplo en Basauri si los demás pensaran como Bernués (¿procurar no comprar las producciones sin denominación de origen? o ¿el marchamo de euskal label?). ¿Qué margen dejamos a la competitividad? ¿Restringimos la participación a los artistas por su procedencia o por el lugar donde pernoctan? ¿Cerramos el mercado a las producciones externas? ¿Chance sólo a los artistas residentes? Se echan de menos iniciativas pospuestas o truncadas como las del Krea-Gasteiz. Se te echa de menos Jone.

Desacertadas declaraciones de un director de teatro con una visión estética excepcional. Nadie es perfecto.
O el se enreda al hablar o yo me enredo al leer, pero entiendo que el camino no debe ser perfilar enclaves donde el apoyo institucional público de un modo excluyente, incentive como principal valor divulgativo tan sólo lo autóctono por serlo. ¿La propuesta es promover cotos de producción teatral? ¿Vados de creatividad? ¿A quién correspondería la custodia? ¿El mismo clan de grupos teatrales mecidos hasta su senectud por las instituciones de las que reniegan?¿Acaso la dramaturgia en Euskal Herria no es más plural y diversa?

Sin embargo afortunadamente, el sectarismo hace mucho tiempo que fue erradicado de entre las gentes del teatro y la obra de “El hijo del acordeonista” será acogida del 22 de marzo al 7 de abril en el Teatro Valle-Inclán del Centro Dramático Nacional en Madrid. En euskara y subtitulada al castellano. Dejando a un lado la soflama embarullada con la que nos han narcotizado los artífices del camelo, hay quien apuesta de veras con hechos por la interculturalidad teatral. 

4 comentarios:

  1. chapó mon ami...definitivamente ¡no sabes leer!

    ResponderEliminar
  2. Mea culpa. Ego te absolvo a peccatis tuis in nomine libertatis.

    ResponderEliminar
  3. Xaval no das una, mira tú que le han dado un Max a la mejor producción privada.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo...y eso de que le han dado un premio....¿qué tiene que ver con lo que está diciendo aquí.

    Creo que el que no ha leído bien eres tú, majete....

    ResponderEliminar

Si no puedes dejar un comentario, no te mates insistiendo. ¡Es que BLOGGER se ha escacharrao! Disculpa, IMPOSIBLE QUITAR EL CAPTCHA. Es un problema de blogger.