01 enero 2012

Réquiem por el teatro comprometido


En esto de la ocupación de la cultura del ocio y el entretenimiento, las preferencias, los gustos están muy diversificados pero también inducidos. Si no demuestras que el proyecto en el que te embarcas resulta sostenible, estás abocado a dar tumbos permanentemente junto al borde del abismo. Luego está la percepción que tiene la gente, mientras los yonkis del teatro identificamos valores artísticos, los demás aprecian intangibles. Una buena parte del teatro que se venía haciendo, podríamos calificarlo de depravado por lo insulso y aséptico en su concepción, el teatro de barricada adquiere apenas carácter testimonial en nuestras sociedades porque ha sucumbido al aburguesamiento. Los textos en ocasiones parecen haber sido escritos inspirados bajo el influjo etílico o de alguna sustancia estupefaciente.
Actores y actrices con una estima sobre valorada que no interpretan, arrojan lo memorizado como si fuera un cóctel molotov. Direcciones de escena……bueno me apeo aquí porque para este año he hecho propósito de enmienda.

1 comentario:

  1. ¿El seat panda come bambú?3 de enero de 2012, 12:48

    El teatro de cámara Chejov se encuentra cercano a ese precipicio que citas. Una lastima. Promesas incumplidas de la comunidad de Madrid.

    ResponderEliminar

Si no puedes dejar un comentario, no te mates insistiendo. ¡Es que BLOGGER se ha escacharrao! Disculpa, IMPOSIBLE QUITAR EL CAPTCHA. Es un problema de blogger.