21 noviembre 2011

Revisando poleas


Cuando se nos pide ventear varas (forzarlas de su plomo) y además moverlas, estamos sometiendo a los cables y poleas a unos esfuerzos impropios que producen daños (desgastan) en gargantas y torones. Con venteos extremos, en la polea próxima a cabeza (descarga) los cables suelen desbordar las roldanas guías e invaden (montan) en las adyacentes, generando abrasiones entre hilos que pueden ocasionar sus roturas y ruidos.

1 comentario:

  1. los cables sólo se salen de sus ranuras si los rodillos antisalto tienen tolerancias desproporcionadas. Y puede que también ocurra en las mouling.

    ResponderEliminar

Si no puedes dejar un comentario, no te mates insistiendo. ¡Es que BLOGGER se ha escacharrao! Disculpa, IMPOSIBLE QUITAR EL CAPTCHA. Es un problema de blogger.