22 noviembre 2011

Papa estado y teatro


Hace dos años escribía acerca de algunas compañías de teatro residentes y fortificadas en la ayuda pública, grupos lacrimógenos obsesionados en reclamar de manera insistente la tutela económica de los gobiernos autonómicos, para poder afianzarse y medrar en democrática competencia desigual. Se financia el mensaje y al mensajero aunque haya pocos con quien comunicar. Mejor nos iría subvencionando al espectador y estimulando la generación de nuevos públicos.


1 comentario:

  1. Que tiene de malo. En esta vida nadie algo por nada, siempre nos mueve un interes, a veces también el dinero. No me parece que eso sea malo, ni tengamos que rrasgarnos las vestiduras por ello.

    ResponderEliminar

Si no puedes dejar un comentario, no te mates insistiendo. ¡Es que BLOGGER se ha escacharrao! Disculpa, IMPOSIBLE QUITAR EL CAPTCHA. Es un problema de blogger.