23 septiembre 2011

El engranaje dinámico de retención automática


La norma BGV C1 / DIN 56950 prescribe que "los mecanismos de propulsión o engranajes" deben estar construidos de tal manera que no se puedan producir movimientos fortuitos que lleven a una situación de peligro. La norma menciona como solución preferente la retención automática dinámica. Otra alternativa la constituye un accionamiento dotado de dos frenos de efecto independiente. El engranaje dinámico de retención automática representa, por tanto, la solución ideal. Además, con un dispositivo de elevación así equipado se obtiene un golpe de carga considerablemente menor (con un coeficiente dinámico de aprox. 1,15), porque una mínima rampa natural de frenado hace que el factor dinámico permanezca bajo.
Este punto se aplica también aunque haya un corte de corriente o se accione la parada de emergencia.
Pero también desde el punto de vista artístico el engranaje dinámico de retención automática presenta una serie de ventajas: frenado suave.
Permite desplazamientos sumamente lentos, también durante periodos prolongados, en combinación con servomotores (a un bajo régimen de revoluciones, el motor no tiene que soportar todo el momento de la carga, porque la carga está sostenida principalmente por el tornillo sin fin).
Empleando dispositivos de elevación con engranaje dinámico de retención automática se puede renunciar a equipar motores con componentes muy propensos al desgaste, como los acoplamientos de fricción o los frenos.

Una interrupción de fase durante el movimiento ya no tiene como consecuencia un descenso incontrolado de la carga. El engranaje dinámico de retención automática queda bloqueado con una fuerza creciente en función del aumento de la carga, lo que proporciona un grado máximo de seguridad.


Seguro de rotura de engranaje homologado por el TÜV
Cada vez con mayor frecuencia la industria del espectáculo demanda un freno adicional que opere directamente sobre el medio portante, como seguro en caso de que falle el engranaje.

El engranaje de tornillo sin fin tiene, además de la rueda helicoidal, una rueda piloto adicional. El tornillo sin fin impulsa de manera conjunta la rueda piloto y la helicoidal. Si se produce una rotura, la rueda piloto se tuerce forzosamente, los pernos de retención intervienen automáticamente en bolsas colectoras, bloqueando el engranaje. La carga queda sostenida con seguridad.


Rueda helicoidal con escotadura y resorte para perno de seguridad


La corredera en la rueda piloto presiona el perno de seguridad en la escotadura


La rueda piloto da la vuelta y suelta el perno de seguridad

1 comentario:

  1. Pocos motores de los instalados hace no mucho en cualquier teatro cumplen con esas normas, antes había lo que había y cambiar ahora cuesta dinero, así que mientras las normas no obliguen y se queden en recomendaciones nadie moverá un dedo.

    ResponderEliminar

Si no puedes dejar un comentario, no te mates insistiendo. ¡Es que BLOGGER se ha escacharrao! Disculpa, IMPOSIBLE QUITAR EL CAPTCHA. Es un problema de blogger.